miércoles, 10 de agosto de 2011

TERCA LUZ

Un magnífico poema del escritor español Manuel María Torres Rojas donde la magia de los colores compite con la belleza de las imágenes para dar marco a su profundo contenido.
¡¡Muchísimas gracias, poeta, por permitirme compartirlo y por dar jerarquía a mi blog!!

( foto Daria Werbowy por Cass Bird )

De la terca luz su postrer fulgor reúno.
Cautivo y descompuesto en oros y malvas y esmeraldas,
el fulgor apenas vela mi ánima de ambarinos linos.


Tal vez fuera piadoso que esa luz de luz se recogiera
en un solo haz de domésticas volutas, polvo de libros,
y así el niño que queda apenas tuviera otra encomienda
que limpiar las celdillas de mi memoria.

Mas... ¡qué va!... la impía luminiscencia no ceja
Hasta derribar el nido de mi cama.


Quiebra el rayo por el cristal herido
y rompe en topacios y opalinas y cárdenas turmalinas
que a danzar invitan al hombre antiguo y a la mujer nueva.

Bailamos tres, el hombre solo,
la mujer que llega y el eterno niño.


Peces fusiformes chocan, mecánicos,
sus bocas en minerales besos de estéril cortejo;
mil cristales bermellones revientan
las paredes cotidianas de mi egocéntrica guarida.


¡Inclemente luz que a su albedrío administra las sombras!

Tarde quita claridad y el ocaso abate los colores
y gemas presos en los vidrios de mi caleidoscopio.

Hombre, mujer y niño lamentan la noche.
     
MANUEL MARÍA TORRES ROJAS  


5 comentarios:

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¿Cómo puedo agradecer a Haydée su generosa hospitalidad y acogida en su exquisito blog? La palabra gracias está gastada de tanto uso banal; por eso quiero deciros, simplemente:
Amigos, cuando se sientan ustedes desolados y perdidos en los recodos de las tinieblas...¡acudan al blog de mi hermana Haydée Norma Podesta, al amor de su lumbre!

Haydée Norma Podestá dijo...

Mi querido amigo y hermano Manuel; yo sí voy a emplear un ¡¡muchísimas gracias!! Porque la vida siempre es generosa y nos permite conocer seres de luz para hacernos más cálido nuestro paso por ella.Muchas gracias por toda la energía positiva que, sin imaginarlo, trajiste a mi vida en un momento un poco más gris de mi existencia.Muchas gracias por tu buen humor. Muchas gracias también por permitirme estar en el tuyo.Ojalá esta amistad nos acompañe durante los años de nuestra vida. Un cálido abrazo.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Será así, porque ambos nos cuidaremos de conservarla...¡la amistad!

Elenita dijo...

Bello, muy bello poema Manuel.
La luz que es la magia que nos hace ver todo lo que nos rodea, la que hace que nuestra mente brille a través del conocimiento.
Besitos de Luz.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¡Gracias a Elenita y a su luz! Pasaré por tu blog...