miércoles, 10 de diciembre de 2014

EL SUEÑO

Las lustrales aguas del dios del sueño me han dejado este
pensamiento que sin fantasía he llamado " El sueño "
El sueño es esa muerte cotidiana
que disgrega sentidos y pasiones
es ese paraíso de ilusiones
que mueren cuando llega la mañana
El sueño es esa puerta misteriosa
de la sombra, que abrimos cada noche
para dejar de ser, cual un fantoche
que duerme en un cajón como una cosa
Ser o no ser, el dilema del Hombre
que el sueño le quitara a los filósofos
para Dios ( el mayor de los teósofos )
no es un dilema, es solamente el nombre
de la aventura humana, que despacio
transita por el tiempo y el espacio

jueves, 27 de noviembre de 2014

EN LA ESPIRAL DEL TIEMPO







Voraz depredador de ilusiones
el tiempo nos envuelve en su danza;
eterna danza que convoca al mundo
desde el génesis inicial que lo creara.

Estamos en sus redes atrapados
mientras nadamos en el río de la vida
hasta que nos arrasa el remolino de la nada
y en lágrimas se funden despedidas.

Compartimos el tiempo de los otros
enredados en la trama de caminos
que nos llevan, nos traen y nos dejan
en el punto final de mil destinos.

Los que ayer estaban, hoy nos faltan;
los que vendrán, despiertan esperanzas.
Y en el estar presentes nos confiamos
en tanto penas y alegrías nos desangran.

Desde el primer gemido hasta el postrer suspiro
nuestro reloj de arena se vacía.
¡Feliz quien puede mirar atrás el tramo hecho
y sentir que su misión está cumplida!

Haydée Norma Podestá
Fisherton, 27/11/14
Derechos reservados

"EL NACIMIENTO DEL FUEGO"


Haydée Norma Podestá
Fotografía artística de mi autoría.
Derechos reservados.

martes, 11 de noviembre de 2014

domingo, 9 de noviembre de 2014

FINAL




Se asoma la luna                                            
a mi ventana.                                                 
La noche, en ciernes...
Brotan las sombras,
fúgase el día.
Un sueño inquieto
pulsa
su melodía.

Haydée Norma Podestá
En Antología "De Baigorria con amor"-Vol. XXII
Derechos reservados

martes, 4 de noviembre de 2014

EL SERVILLETERO


                  Abandonado,
.           triste y mustio, sobre la mesa,
            ahuecando su negra
            boca,
            hambriento de servilletas,
            su cilíndrico silencio
            absorbe
            el ruido fútil                 
            de las cuasi vanas
            conversaciones.

Haydée Norma Podestá
Rosario, 3/11/14.
En "Desde mis silencios"

jueves, 23 de octubre de 2014

haydee norma podesta ... realidad y proyecciones: Serie : ESFERAS

haydee norma podesta ... realidad y proyecciones: Serie : ESFERAS

Serie : ESFERAS

Bianca en blanco...
...y negro.
Mis primeros trabajos de fotografía artística.
Profesor: Claudio Fibla
claudiofibla@hotmail.com
en face: Claudio Fibla- Rosario
Luna llena

La vida se derrama

Desestructuras



                                                       






 Amanecer del Universo







Punto de fuga



Anillos





En un cuarto de luna...



Génesis: Nacimiento



jueves, 16 de octubre de 2014

UNA NOCHE CUALQUIERA...

Una noche cualquiera
             despertaré a las sombras
             para robarle un beso
             al que mi alma nombra.

En un café cualquiera
lo esperaré ansiosa
para juntar las manos,
y unir las bocas.

     Una calle cualquiera
           recorrerán los pasos
           mientras vamos muy juntos
          en nuestro abrazo.

Una plaza cualquiera
escuchará requiebros,
los que junto a mi oído
me dirá quedo.

        Un día cualquiera                                                                                                 
              la vida entera
              nos cantará gozosa:
             ¡Ya no hay espera!

Cuando ese día llegue
me miraré en tus ojos,
se acabarán las penas,
descansaré en tu hombro.

       Recorreremos juntos
             nuevos senderos,
             y  gritaré al mundo
            ¡cuánto te quiero!

Haydée Norma Podestá

7/8 de enero de 2013
Derechos reservados.

viernes, 10 de octubre de 2014

PAPÁ, CONTAME UN CUENTO...


                            César Augusto Podestá  (1909-1957)


-¡Papá! Contame un cuento.
La niña se recuesta
sobre la almohada.
-Había una vez un duende...
La voz del padre
suena en la alcoba
y por la magia
de la palabra
se puebla el cuarto
con mil historias.
La voz del padre 
sueña en las sombras.
Por las paredes trepan
los personajes.
La niña ríe...
La voz delpadre
es el conjuro
para que dancen
la extraña danza
que los convoca
sobre la cama.
La niña llora
con sus tristezas;
con sus hazañas
sus dos manitas
se entrelazan;
rompe un aplauso, 
cascabelea la carcajada.
-Papá, quiero otro cuento.
- Tengo otra historia 
para mañana.
Duerma mi niña,
la arropa un ángel.
Le dejo un beso
sobre la frente.-
Tras el silencio
se ausenta el padre.
Con su bocaza
de queso y plata,
la luna espía
por la ventana-

La niña duerme...
Un hada rosa
le canta nanas.

Haydée Norma Podestá
Rosario, 29/8/14
En "Desde mis silencios"

martes, 7 de octubre de 2014

AGONÍA



Miró una vez más hacia el mar. Un mar tan invernal como la nieve que lo cubría todo. Un mar fantasmagórico. Con remolinos neblinosos danzando desde la superficie. Pensó en la atracción que ejercía sobre él y un aullido profundo surgió de su garganta.
Allá, no muy  lejos, el hombre escuchó el aullido y tomando su arma casi sin pensarlo, salió al paisaje nevado.
Como desprendidos de su cuerpo sintió sus pies moverse hacia el agua. Uno, dos, tres...cuatro pasos. La irrealidad desconcertante del horizonte se acercaba y se alejaba extrañamente.
Comenzó a olisquear el ambiente. El instinto para descubrir el peligro  se alertó con el olor que entraba por sus narices. El enemigo rondaba  cerca.
El hombre caminó hacia el mar. Vio la silueta casi diluirse entre la niebla. Maquinalmente apoyó el arma contra su hombro y disparó al bulto.
Algo gélido y amorfo le traspasó el cerebro. Trastabilló... El aullido del viento lo arrastraba a la orilla. Recordó otro tiempo y otro lugar cuando también se había sentido atrapado pero entonces, en la algarabía estival. Aquella vez, el canto roto de un grillo lo había sumergido en oleadas de calor insoportable… Ahora comenzaba a congelarse. En cuerpo y en espíritu.
El hombre miró al animal moverse con dificultad y se sonrió.
¿Qué le estaba pasando? Tenía la pesadez de una escultura de hielo, de un témpano glacial y puro... Si lo golpearan, sonaría como una copa de cristal.
¿Qué le estaba pasando?
No podía hablar, no se lo habían concedido. Era una especie inferior .Pero pensaba…Aunque no lo entendieran  pensaba y se repetía el mismo pensamiento  en su cerebro
“¿Qué me está pasando?                                                   
¿Qué torbellino me convoca?
¿Adónde me lleva el túnel en que se transforma esta espiral de neblinas?”
El hombre sintió el frío que le mordía el cuerpo y recordó el calor de la cabaña.
Uno, dos, tres...cuatro pasos. Y se dejó arrastrar cada vez más rápido. Giraba y giraba. Su cuerpo irradiaba una especie de luz blanquecina, cenicienta. Sintió que partículas luminosas atravesaban cada célula de su ser y lo convertían en un caleidoscopio. En un instante todo él era luz. Algo, como la aflautada música de cañaverales en las riberas de su infancia, se escuchaba. Elevándose cada vez más en el aire, llegó a tocar la nada.
Poco después cayó.
Sin el respiro de una transición. Como un negro títere roto.
Cayó.
Una nieve tan lisa como el mar lo recibió...muerto.
El hombre lo vio caer. Lo vio teñir de rojo la nieve. El rojo le recordó el fuego que ardía en la chimenea de su refugio.
Detrás del golpe seco de su cuerpo se habían apagado el fogonazo y el eco del estampido de esa arma que aún se estremecía  en las manos del cazador.
El hombre se volvió a la cabaña. Ni siquiera se molestó en levantar el cuerpo del viejo lobo muerto.

Haydée Norma Podestá
En "Mundo real...mundo fantástico", Granadero Baigorria, Acuarela, 2014.

domingo, 3 de agosto de 2014

ESE HOMBRE

 Comparto esta bella poesía de Silvia Negrello, de su libro "Mares"


 Ese hombre
me habita, vuela permanente en mis pensares,
ruge como fiera endemoniada
invadiendo primaveras en mis sueños,
me habla, reconozco a la distancia
el sonido de su voz inimitable, calma, posesa
logrando elevar mi naturaleza, mi llama.

 Ese hombre
me hace sentir su reina.
Desborda mi pasión que está cautiva,
en sus manos de escultor vibra en poesía,
construye día a día nuestro amor,
despierta con sus besos mi letargo
formando remolinos dentro mío.

 Ese hombre
va dejando estelas en mi cuerpo,
señales de amor que voy pariendo
aguardando noche a noche con desvelo.
Me mira con sus ojos color cielo
trasciendo, dejo de ser yo,
levitando mi cuerpo hacia otra dimensión
y en otros tiempos.



                                                                  

lunes, 21 de julio de 2014

PAISAJE ISLEÑO


Amanece
un capullo de sol
en el horizonte incierto
de las islas.
En la verdinegra sombra
de la arboleda
oculta su temblor de plumas
el coro mañanero.
Refleja el río
la placidez del cielo.
Todo es calma
en el laberinto interno
de arroyos y lagunas.
El agua se desliza
bebiendo el paisaje agreste
que su reflejo acuna.
Zumba un mangangá
su ronca alegoría
dentro de un tronco yerto
mientras, de un cardenal,
la roja flecha
se pierde fantasmal
en la agonía cárdena
de un viejo ceibo.
En un místico susurro
los humedales
esconden la vida misteriosa
de las islas.
Haydée Norma Podestá
En "Desde mis silencios"
Rosario, Santa Fe, Argentina.

domingo, 22 de junio de 2014

JUEGA CON MIS SUEÑOS...


¿Recordás Jeme cuando al despedirte me dijiste "Juega con mis sueños"?


Juega con mis sueños...
los que tú me inspiras
cuando con mis manos
mariposas lilas
desfleco en el aire,
ciñendo los cuerpos,
nutriendo las carnes,
bebiendo los tiempos.
Abrázame fuerte...
no me dejes solo
que en la lejanía
yo me vuelvo loco
si pierdes presencia,
si vistes de olvido
si muy dentro mío
se forja tu ausencia.
Quédate a mi lado...
que la noche es breve
y los días largos.
Deja que mis dedos
dibujen tu cuerpo
y que amanezcan
trenzando tu pelo;
se vuelvan palomas
en el hueco tibio
de mi amor secreto.
Bésame en la boca
la risa de niño
que por ti despierta;
no te vayas nunca
que mi sangre arde
por los rosedales
de tu piel sedosa.
La umbría susurra
gimiendo su goce,
deslizando el alba
la silente calma
que muerde la noche.
Quédate a mi lado.
Con mis sueños, juega.
Abrázame fuerte.
No me dejes nunca.
Bésame en la boca.

Haydée Norma Podestá.

Fisherton, 23/4/14

jueves, 15 de mayo de 2014

SI ACASO TE FUERAS




Seguirá la vida
y tú estarás en mí, presente, muy cerca,
aunque te hayas ido, aunque ya no vuelvas…

Pasarán los años
pero no el recuerdo;
volverá de nuevo otra primavera,

Pasarán los días, los meses,
veranos y otoños, las uvas, las fresas. 

Volverán de nuevo los crudos inviernos,
y seguirás en mí, como lluvia eterna,
como helado viento que del norte venga.

Fluirán los arroyos
con leve murmullo
y cantos de grillos después de la siesta,

Tú, estarás viviendo siempre en mi recuerdo,
estarás en mí, presente, muy cerca,

Yo,te estaré esperando junto a la vereda
aunque te hayas ido… aunque nunca vuelvas…

Autor: Pablo Avendaño Lara

jueves, 3 de abril de 2014

POEMA VII


Desde mis veinte años...

Poema VII
Pasará el tiempo 
del azahar fragante; 
con los ojos secos guardaré tu ausencia.

Pasará el tiempo
de los trigales verdes;
con mi mano mustia te abriré la puerta.

Pasará el tiempo
de las tranquilas horas;
con el cuerpo yermo presentiré tu sombra.

El río ya no canta.
Murmullo interminable,
ahogará las voces,
ahogará sollozos,
cumpliendo en tu ausencia
el fin de mis cenizas.

Ahora
ya te has ido.

Pasará el tiempo...
el de mis manos huecas.
Preso en mi garganta
aún el grito ha muerto.
No hay un vivir sin horas
ni hay un sufrir eterno.

Haydée Norma Podestá.
Fisherton, 18/2/63. 
(En "Cantos rojos. Cantos negros.", inédito)

sábado, 15 de marzo de 2014

PIENSA EN MÍ


Comparto esta bella poesía de SILVIA NEGRELLO


Piensa en mí...
cuando el jardín florezca en primavera
rondando mariposas el ocaso
despertarán las auroras que quedaron
llorando las calandrias su verano.

Piensa en mí...
cuando desayunes amaneciendo los milagros
esos que compartimos junto al fuego
del amor al encontrarnos.

Piensa en mí...
cuando el pecho brinque solitario
ocupando tus espacios los recuerdos
que seguro vibrarás al recordarlos.

Piensa en mí...
cuando estés debajo del árbol de manzanos
robando sus frutos encontrarás mis manos
mi diáfana mirada
besando el silencio de tus viudos labios.

Autoría: Silvia Negrello (Argentina)

jueves, 27 de febrero de 2014

ELLA, M I AMIGA...




Esta poesía fue escrita para mí, en el Juego del amigo secreto, en UHE (Unión Hispanomundial de Escritores) por 
Dalit Rafael Escorcia Marchena. 
¡¡Muchísimas gracias, amigo poeta!!


Ella, mi amiga,
La del nombre hermoso
De muñeca tierna
Que corre, que  canta y que salta
Por aquellas bellas y alegres
Praderas de América entera…

Ella, la misma dama, de ojos
De un mirar profundo
Que al final del mundo
Derrama de hinojos
Clamando a los cielos
Un llanto de abuelos…
Viajeros aquellos
De un mar de zafiros.

Mi amiga, esa dama linda,
Que narra su historia
Desde otros seres, pero…
Es ella misma
Que siente en sus carnes
El látigo cruel que el injusto
Con furia y traición le esgrime.

¡Es ella, esa tierna dama,
Mi amiga, de secreto nombre
Que se esconde bien hondo
En mi corazón de bardo
Que ama su historia…
Y adora  su arte, que brota pujante
Desde el fondo oculto
De  este cuerpo lleno
Que es manantial  de  versos
 Y  otros rosarios de besos
Que hacen de mí un relicario!