miércoles, 15 de septiembre de 2010

TIEMPO AL TIEMPO


Tiempo al tiempo...
Pero el tiempo no espera
por nosotros.
El tiempo fluye en la corriente
voraz e insaciable de los días.
Fue ayer,
es hoy,
será mañana
discurriendo senderos
ignorados
por la razón de ser
de cada día.
El tiempo es, a pesar nuestro.
No puedes retenerlo en las manos
como retienes la flor
que te regalan,
como retienes en abrazo
al amigo
o los besos de los hijos
en tu cara.
El tiempo es arena que se escurre
del cuenco carnal
de nuestros dedos;
es el viento que se escapa
del follaje
que le ofrece
tibio nido
a sus ansias.
El tiempo fluye
como la vida fluye;
sin sentirlo
se ha ido con los años
hasta encontrarte acariciando
los inviernos
como fueron antes primaveras
las gozadas.


Tiempo al tiempo
me dices
en tu carta...
Ojalá el tiempo de la espera
no te lleve a encontrarme
en mi última
morada.

Haydée Norma Podestá
Rosario, 15 de setiembre de 2010
Santa Fe, Argentina
Derechos reservados

1 comentario:

Mary dijo...

Muy hermoso...Ciertamente el tiempo es inexorable...y se escurre de las manos...A veces me encantaria una maquina del tiempo...abrir una dimensión para cambiar algunas cosas y revivir otras...No cambiaria muchas cosas solo hechos puntuales...creo que se trataria más de cambiar de acera para no conocer algunas personas jajajaja...o evitar dolores y perdidas...Me gusto mucho tu poema...es muy filosofico...Gracias por compartirlo con mis ojos.