viernes, 30 de septiembre de 2011

HEIDI

Heidi
cinco para las seis no hay otra hora
tampoco capaz de abrirse al amor
bajo tu vientre ...

Heidi
cinco para las seis no hay otra hora
para nacer a la vida cada día
para todos sus instantes ...

Heidi
cinco para las seis no hay otra hora
para despertar con los ojos del amor
en tus pupilas ...

Heidi
cinco para las seis no hay otra hora
para sonreir infinitos de ternura
en tus labios complacidos ...

Heidi
cinco para las seis no hay otra hora
para que empiece a caminar con tus pasos
y con mis manos dibujes arabescos en el aire ...

Heidi
cinco para las seis no hay otra hora
mejor que la aurora entre gotas de rocío ...

préstame los rayos de sol entre las hojas
para saludar a nuestro amor cada mañana ...


JEME MAZZETTI BURGA

 

1 comentario:

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Desde mi balcón de octubre, yo sonrío enternecido...Besos y abrazos