lunes, 31 de agosto de 2009

DISTANCIA



La distancia devorando esta locura
de atávicos mensajes de la sangre...

Inmersos en el vientre embrionario
-gestor de seres convocados
para unirse en la desvastadora
verdad de ser dos en uno-
indiferentes a los aullidos lupanarios
de quienes intentan desgarrarnos los talones
con la sinrazón estéril de razones,
nuestra barca de amor,
avanza, salpicada apenas por las olas.

La distancia salvando las distancias
por encima de los nubarrones...

Un horizonte verdiazul de cielo y savia
nutriente de cantos vegetales,
se entrelaza entre la cima de las cumbres
y la rasura chata de la pampa,
para abrevar el grito de tu boca
que es eco profundo en mi garganta,
despertando al sol de nuevas vidas
donde descubre el alma
la amorosa simbiosis con tu alma.

La distancia desleída en las huellas
de tus pasos en mis propios pasos...

Vorágine rugiente de energías,
confluencia del magma y del agua,
fundiendo las esencias primigenias
en insondable abrazo,
convocamos el misterio de un destino,
semillado en el latido ovular de la conciencia,
de ser uno en dos en la distancia
- milagro eterno de amor - vibrando
por encima de todo lo existente.

¡La distancia, amado, no es distancia
si la cubre un sueño de esperanza!

Haydée Norma Podestá
Rosario, 31 de agosto de 2009

2 comentarios:

Yoel Ventura Rivera dijo...

muy hermoso tu poema mi estimada amiga.
me identifico mucho porque quizas eso que llamamos distancia se entrometio entre yo y una musa que vive al sur de mi país.
pero queda olvidar nada mas pues.
saludos cuidese.

Haydée Norma Podestá dijo...

Mi querido Yoel,¿qué es eso de bajar los brazos?La esperanza es lo que quedó en el fondo de la caja de Pandora...y jamás podemos saber las vueltas de nuestro destino.El olvido es para lo negativo de nuestras vidas; lo bello, puede transformarse en recuerdos gratos que atesora el alma...y que nutre la existencia. Agradezco y retribuyo tus saludos y te sugiero que nunca dejés morir del todo tus sueños.